¿Por qué un humidificador?

Humidificadores para CPAP.

Uno de los efectos secundarios más habituales derivados de la utilización de las máquinas CPAP, BPAP o APAP en la terapia PAP contra la apnea del sueño, es la sequedad de las vías aéreas, que puede llevar a la sequedad de mucosidades e incluso a producir pequeñas heridas internas.

El humidificador es una pieza opcional de los CPAPs que consta de un depósito de agua por la que pasa el aire que posteriormente es insuflado en el paciente. Este agua es precalentada a una temperatura adecuada, normalmente la temperatura ambiente para evitar condensaciones aunque en muchos casos es ajustable, de forma que el aire que provee la máquina CPAP al paciente está humedecido y a una temperatura adecuada. Este accesorio es fundamental en los casos en los que el paciente tenga molestias de sequedad y se plantee la continuación o no del tratamiento de la apnea del sueño.

La necesidad de uso de un humidificador o no, puede deberse a diversos factores. La capacidad de humidificación del propio paciente, el nivel de presión que necesite el tratamiento de su apnea del sueño, la humedad relativa del aire del lugar en que resida el paciente, el tipo de interfaz (mascarilla, almohadilla, etc.) que utilice,  la sensibilidad del paciente, etc. Será el paciente, asesorado siempre por un médico especialista, quien deba decidir si es apropiado el uso o no del humidificador, pudiendo probar primero sin él y, si es necesario, incorporarlo con posterioridad.

La mayoría de las máquinas CPAP modernas dan la opción de incorporar un humidificador a la máquina, de forma que se integra perfectamente a la misma. Por lo general cada marca/modelo de CPAP tiene su propio humidificador que se adapta a la perfección, aunque también existen humidificadores universales, que permiten se acoplados y utilizados por cualquier marca de CPAP.

Se recomienda el uso de agua destilada y el cambio habitual de la misma. También es recomendable reemplazar la cámara de agua periódicamente, con una frecuencia que dependerá del uso del CPAP, el tipo de agua utilizada (destilada o no) y de la frecuencia del agua. Generalizando es aconsejable cambiar la cámara cada 6 u 8 meses.
 

Qué es la apnea del sueño

Cómo detectar la apnea del sueño

Qué causa la apnea del sueño

Tratamiento de la apnea del sueño obstructiva

CPAP, BPAP, APAP. Cuál elegir

Ayuda para seleccionar una mascarilla CPAP adecuada


carrito  

No hay productos

0,00 € Transporte
0,00 € Total

carrito Confirmar