CPAP y CORONAVIRUS

Dado el aluvión de llamadas telefónicas con respecto al uso de las máquinas CPAP en el tratamiento de las afecciones derivadas del Coronavirus COVID-19 realizamos este artículo con el que pretendemos dar respuesta a algunas de las consultas más habituales. Lo creamos con la intención de informar a las personas no especializadas, para que conozcan las pautas básicas y más importantes.

Lo más importante de todo: cualquier tratamiento con máquina CPAP, ya sea de presión contínua (CPAP), Presión Automática (APAP) o presión Bi-level (BiPAP) siempre deberá de estar prescrita por un médico que se responsabilice  de su uso. CPAPs.es no venderá ninguna máquina sin prescripción médica que se responsabilice del buen uso de la misma.

Diferentes máquinas, diferentes pacientes:

ATENCIÓN: es uso de UNA MÁQUINA CPAP PUEDE SER CONTRAPRODUCENTE, pudiendo ser el uso inadecuado dañino para determinados pacientes.

Cada paciente, y cada afección, es diferente y, por tanto, para un paciente puede ser beneficioso o perjudicial el uso de un tipo de máquina u otro, o una configuración determinada de la máquina. Una configuración errónea de la máquina o un uso inadecuado de ésta puede ser fatal.

El Coronavirus COVID-19 ataca el funcionamiento de los pulmones, produciendo, entre otras afecciones, infección respiratoria aguda (IRA), pudiendo convertirse en neumonía. La neumonía, entre otros síntomas como tos o fiebre, puede provocar dificultad respiratoria, pudiendo ser necesaria la administración de oxígeno.

Las CPAP por sí solas NO SUMINISTRAN OXÍGENO. Sí es cierto que algunas máquinas permiten acoplar oxígeno para enriquecer el aire insuflado al paciente. Pero el funcionamiento de estas máquinas no es otro que un flujo de presión de aire (flujo continuo, automático, o de dos niveles, según el tipo de máquina, como explicamos más adelante)

Se ha de entender el funcionamiento de cada tipo de máquina. Resumiendo y de forma sencilla para orientar a personas no especializadas podemos explicar que:

- Las máquinas de presión continua (CPAP, Continuous Positive Air Pressure) son aparatos que únicamente proveen al paciente una presión de aire CONTINUA. Esto es, la presión de aire no cambia durante la duración del tratamiento. Se trata de una ayuda para desobstruir la vía aérea. Pero al ser una presion de aire, dificulta la exhalación. Cuanto mayor sea la presión, más ayuda a la inhalación, pero también más dificulta la exhalación. Y, especialmente en personas con problemas pulmonares o diafragmáticos, esta dificultad añadida puede ser peligrosa para el paciente. Por tanto, una máquina CPAP puede ser útil, pero también peligrosa y por ello, su uso ha de ser prescrito por un médico.

- Las máquinas de presión automática (APAP o AutoCPAP, Automatic Positive Air Pressure). Al igual que las CPAP, se trata de una presión positiva de aire, pero, a diferencia de las máquinas de presión continua, en la automática la presión va cambiando en función de las necesidades del paciente. Esto es, la presión cambia automáticamente teniendo en cuenta la fuerza del cierre de la vía (la obstrucción), pudiendo subir la presión si el paciente lo necesita. PERO la presión es la misma de entrada que de salida, aunque es cierto que algunas máquinas tienen una opción de "alivio de la presión expiratoria (APE)", este alivio es pequeño. Por tanto, puede llegar a tener el mismo efecto negativo que comentábamos en el apartado anterior. Y por tanto su uso ha de estar prescrito por un médico.

- Las BiPAP, también llamadas BPAP o Bilevel-CPAP son, entre las máquinas de presión positiva, las más apropiadas para el tratamiento de una infección respiratoria o neumonía, ya sea provocada por el coronavirus Covid-19 u otro virus. La razón es que estas máquinas tienen una presión de entrada, o de inspiración (IPAP, Inspiratory Positive Airway Pressure), y una presión de salida o de expiración (EPAP, Expiratory Positive Airway Pressure).  Estas presiones son diferentes entre sí, de forma que la IPAP es superior, para introducir el aire en los pulmones del paciente, y la EPAP es sensiblemente menor, para permitir que el esfuerzo expiratorio sea mucho menor, de forma que el paciente no tenga que luchar con una presión de entrada para expulsar el Dióxido de Carbono. Estas máquinas, además y por lo general, permiten incluir oxígeno para enriquecer el aire insuflado en los pulmones. Es pues, de entre los tres tipos de máquinas que aquí describimos, la más adecuada. La dificultad está en la fijación o parametrización de las presiones IPAP y EPAP. Estas presiones han de estar prescritas por un médico especialista y la máquina ha de ser manipulada por médicos o técnicos conocedores de lo que están haciendo.

Se ha de aclarar que ninguna de estas máquinas es un pulmón mecánico ni extrae el aire de los pulmones. No se trata de respiradores. Pero sí pueden, bajo la vigilancia de expertos, ayudar en el tratamiendo de las afecciones provocadas por el coronavirus Covid-19 

Equipos de Protección Individual (EPI): Máscaras CPAP.

También hemos recibido consultas sobre las máscaras para su uso en el tratamiento de la apnea del sueño. Cabe decir sobre este aspecto que las máscaras faciales, las que cubren nariz y boca, sí protegen de posibles gotículas. Pero no es así en caso de aerosoles. Existen estudios que dicen que el coronavirus COVID-19 también se contagia por aerosoles. Nosotros no conocemos la veracidad o no de dichos estudios y, por tanto, no podemos asesorar en si las máscaras son o no efectivas por completo como equipo de protección individual (EPI). Sí protegen, pero no completamente. Menos aún si tenemos en cuenta que este coronavirus, según indican algunos especialistas, puede ser contagiado también a través de los ojos, algo que tampoco protegen otras mascarillas.  

CONCLUSIONES:

Es cierto que algunas máquinas CPAP pueden ser utilizadas en la Pandemia del Coronavirus COVID-19 para paliar algunos efectos que produce en la salud de los infectados por dicho virus, especialmente en casos de neumonía que no precisen intubación. Pero el uso de cualquiera de estos aparatos SIEMPRE HA DE ESTAR PRESCRITO POR UN MÉDICO. CPAPs.es no venderá ningún aparato que no haya sido prescrito previamente por un médico.

Qué es la apnea del sueño

Cómo detectar la apnea del sueño

Qué causa la apnea del sueño

Tratamiento de la apnea del sueño obstructiva

CPAP, BPAP, APAP. Cuál elegir

Ayuda para seleccionar una mascarilla CPAP adecuada

Por qué un humidificador

Apnea de sueno, conduccion y dgt

Recomendaciones para el sueño en el confinamiento


carrito  

No hay productos

0,00 € Transporte
0,00 € Total

carrito Confirmar

Novedades

» no hay nuevos productos en este momento